jueves, 24 de julio de 2008

Otra vez al cerro y bañito en San Nicolas

Mañana de domingo con extraña resaca, fin de semana movido; y ganas de que no termine la fiesta. Jornada de deporte de riesgo y nubes en el horizonte. Día fresco…

Salimos cinco amigos con ganas de subir paredes, roca roja cargada de mineral; destino “Cerro del Hierro”.
Abriendo camino Ivan y Amelia. Por mi parte nervios y adrenalina a tope que se templan un poco en la llegada. Emocionante camino, por delante un sendero que nos lleva a la primera pared. De improvisto las nubes nos regalan la luz del sol. En la primera subida abre Amelia, Ivan nos explica el plan de escalada y nos recuerda los procedimientos a seguir en cuanto a seguridad y escalada. Uno a uno subimos la pared (IV+). Me sorprendo un día más, personalmente sin dificultad, tampoco la encuentro en los compañeros; así que perfecto. Habidos de pared buscamos otro punto, curioso nombre que le asignan a la vía; “Si te espero ni la huelo”… más rápida, más difícil y mas divertida subimos sin problemas; otra más.

La hora se nos echa encima y salimos de los cerros. La dirección y la idea es San Nicolás. Sendero, comida con charleta y moralina incluida, discurso de viejos jóvenes que critican la inconciencia de quienes rompen el ruidoso silencio que nos ofrece el entorno. Hay que cuidar el monte y el ambiente… Por cierto, que buena la tortilla de papas de Dani. Botellín de cerveza para empujar, frío si señor. Hemos comido como reyes, ahora baño de agua fría que corta los tendones, reponemos fuerzas y buscamos la tercera…

Una tercera peligrosa, pared larga sin apoyos que invade Ivan, llegada al punto medio, aproximadamente a unos quince metros, cuelga de un punto sin sujeción de seguridad, tan solo la “expres”. Busca insistente abrir un camino pero no lo encuentra. Veinte minutos de riesgo es suficiente. Baja molesto pero se repone. Buscamos una tercera más asequible. Personalmente la que más me gusto, la que más me costó y de la que más disfruté. Vistas impresionantes, se acerca la puesta de sol poco a poco, poco a poco…

Hemos subido todos. De rápel hemos bajado todos, así que perfecto. Un día más… hasta la próxima amigos… camino de vuelta y despedida, cansados pero contentos, música en el coche… mañana será otro día…

1 comentario:

Iván dijo...

También muy interesante. Sobre todo el tema de seguridad. Conclusión= nos queda mucho por aprender.

Actividades planificadas